HELM – una empresa familiar alemana

En 1950, Hermann Schnabel compró a Karl Otto Helm su empresa enfocada al comercio de productos químicos, iniciando así un próspero prouecto empresarial. Estuvo al frente de la compañía hasta 1984 cuando la pasó a su hijo Dieter Schnabel, quien dirigió la empresa con éxito durante 28 años. En el año 2012 Dieter Schnabel pasó a ser el Presidente del Consejo de Administración. En la actualidad su hijo Stephan Schnabel es responsable del departamento de Agroquímicos y miembro de tercera generación del Comité Ejecutivo. Dieter Schnabel dispone de 60% de las acciones de HELM AG, Stephan Schnabel 40%.

Desde 1950 la compañía se mantiene sin cambios como un holding familiar

Continuidad y sostenibilidad en sus decisiones son ventajas comunes para una empresa familiar ya que, a diferencia de otras empresas, puede permitirse evitar concentrarse en intereses y objetivos a corto plazo y actuar con absoluta independencia y con una estrategia a largo plazo. HELM piensa y actúa por generaciones, no por trimestres.

Sin duda alguna su política de reinversión es la clave para dicha independencia puesto que asegura que los beneficios generados permanezcan en la compañía, reforzando así el nivel de reservas y aportando un elevado ratio de recursos propios. Con ello su soberanía respecto a la toma de decisiones queda preservada y la compañía puede prosperar de manera sostenible sin necesidad de confiar en otros. En las últimas décadas, HELM AG ha dado pruebas evidentes de que esta es una correcta estrategia a seguir.